viernes, 15 de febrero de 2013

EL SUPERGRUPO, "El superretorno"

Uno de los regalos que nos trajeron las pasadas navidades fue la publicación de manos de EDT del álbum "El superretorno", continuación de las aventuras de EL SUPERGRUPO, y firmado por Efepé (Francisco Pérez Navarro) al guión y Nacho Fernández en el apartado gráfico. Parece ser que el escritor había recuperado su parte sobre los derechos de los personajes y encontró en este dibujante un compañero adecuado para volver a trabajar con ellos, aprovechando que este 2013 se cumplen 40 años de la creación del personaje Superlópez.



Los protagonistas del tebeo son una parodia de superhéroes Marvel y cobraron vida por vez primera (y única) como reparto de la colección de Superlópez en los números 2 y 3 de su colección (1979), titulados respectivamente "El Supergrupo" y "¡Todos contra uno, uno contra todos!", ambos enlazados argumentalmente. El protagonista de la serie era su líder, y se caracterizaban por sus constantes peleas y tropiezos. El guión lo realizó Efepé y los dibujos Jan



Decir Efepé alude a un curtido creador, traductor, correero, escritor y crítico con un gran conocimiento del medio cómic en general y de los tebeos publicados en España en particular, especialmente los de superhéroes (y seguro que me olvido de algo más también importante). En fin, quiero decir que el hombre sabe lo que hace. Suyos fueron algunos de los primeros guiones de Superlópez en los 70, aunque por entonces la editorial Bruguera marcaba mucho el esquema de lo que editaba y a veces ni siquiera firmó sus colaboraciones. Pero cuando el personaje adquiere su propia colección en 1979 sí se implicó bastante al principio, y escribe los números 1,2 y 3. Sin duda, motivó el arranque de la serie, aunque Jan siguiera después el camino por sí solo -actualmente sigue en la brecha y ya lleva 62 títulos. La etapa de Jan nos parece muy valiosa, pero diferente a esta primera, pues se ha centrado en la interpretación de libros, de la Historia, la recreación en clave paródica de noticias o sucesos relevantes o la detallada narración de viajes -reales o imaginarios-, por decir lo más importante. Sin embargo, aun hoy día con todo ese camino andado la gran mayoría de aficionados recuerda con mayor agrado o se siente más identificada con la etapa de Francisco Pérez al guión. No olvidemos que el país en el que se produce tiene una gran tradición y aceptación por el género de superhéroes; contemplar todo aquel desfile de especiales y descacharrantes seres se convirtió en todo un acontecimiento porque, ojo, fueron muchas más las aportaciones presentadas: Chiclón, la Maza, la bruja Morgana, etc. Cada nueva aportación era un guiño cómplice al lector de tebeos, y por sí sola llenaba una historia al interactuar y rivalizar con Superlópez, sin necesidad de crear una compleja trama. Estas apariciones "estelares" son algo que se ha ido diluyendo en la colección o no ha gozado de tanta importancia posteriormente.

Volviendo al álbum de EDT, podemos decir que se recupera aquel espíritu: aparecen nuevas parodias de personajes consagrados, por supuesto vuelven los protagonistas cobrando fuerza, se busca un nuevo componente para el equipo,... La particular caracterización de cada uno y las desternillantes situaciones que genera su interacción es el motor del argumento, contextualizado en los tiempos actuales. Quizás un revival que no sabemos si todavía mantiene aquel antaño gancho en un público amplio pero desde luego sí reconocemos a sus componentes y su forma de desenvolverse y hacernos reír. Podemos decir que son ellos.

Nacho Fernández ya había realizado antes muchos tebeos de humor, con un dibujo heredero del manga y de los álbumes europeos. Posee un trazo suelto y no tan recargado como el de Jan, pero se nota que lo ha estudiado -sus encuadres, la movilidad de sus personajes; en definitiva, ha trabajado mucho en este proyecto y se nota (al final del libro se incluyen bocetos), ofreciéndonos una eficaz narrativa gráfica y pronto se hace con el timón de la nave. 

¿Mi veredicto? Que es una lectura simpática, nos hace pasar un buen rato y rememora viejos tiempos. Reconozco que los comentarios que he oído siempre es que el Supergrupo tuvo su gracia en su momento, hace 30 años, y que hoy día es más difícil porque el mercado está inundado de parodias. Sin desmerecer los nuevos productos, que hay que estar siempre viéndolos con atención, pero a mí me gusta el jamón de pata negra, ¡y atención porque las páginas de este tebeo terminan confiando en futuras aventuras! (ojalá vuelvan más caras conocidas de la etapa Efepé/Jan).

El festejo del 40º aniversario de Superlópez continúa este mismo año al menos con otra actividad más, y es que en el mes de abril Jan y Francisco Pérez nos han prometido otro cómic donde el Supergrupo se encontrará de nuevo con Superlópez. Ahí va la ilustración ofrecida a modo de preview: