sábado, 23 de octubre de 2010

INCOGNITO, de Ed Brubaker y Sean Phillips

Tras triunfar en las dos grandes editoriales americanas, DC primero y luego MARVEL, Ed Brubaker, este guionista de cómics norteamericano podría estar ya de vuelta de todo. Normalmente, tocar la cima es un logro al alcance de pocos, pero mantenerse en ella es quizás algo más difícil todavía. Pues nada de eso para este hombre, hay que reconocer que el siglo XXI le ha sentado de maravilla a su vida profesional.

Pasó buena parte de sus primeros años viviendo en una base militar y siempre tuvo claro que su sueño era dedicarse al cómic. Según cuenta, durante su infancia fue ávido lector de superhéroes, pero en el instituto conoció obras de Alan Moore, Frank Miller, Dave Sim o los hermanos Hernández y, al igual que nos pasó a muchos de nosotros, su vida ya no fue la misma. Tras unos comienzos en los que trabajaba al guión y lápiz, en historias centradas en su autobiografía, decidió dedicarse sólo a las letras. Según cuenta, durante su adolescencia intentaba contar la verdad sobre su existencia, lo que sentía, no siempre exenta de dolor y desesperación. Fue una etapa en la que descubrió sus verdaderas cualidades, se conoció mejor a sí mismo, y puede que ahí esté la clave cuando después ha logrado llegar a un número bastante amplio de lectores y crítica. Su estilo es engañosamente sencillo, no parece encerrar una complicada parafernalia y sus historias son perfectamente comprensibles para un lector medio, y sin embargo, siembre sabe mantenerse fresco. Personalmente, destacaría de su narrativa la inteligencia al saber dosificar la información, elegir momentos, conocer a los personajes y mantener la tensión. Formalmente, ha encontrado en los elementos del género negro su lenguaje –esto es, narración en primera persona, protagonistas que han de tomar decisiones equivocadas por motivos correctos, mundos que en lo más hondo albergan sistemas corruptos y amorales, calles habitadas por el peligro, desconfianza hacia la moralidad del ser humano- y aparte ha sabido volcar su conocimiento adquirido de la naturaleza humana y de la sociedad a través de cómo reaccionan los personajes ante cada situación.

LA ESCENA DEL CRIMEN”, “CATWOMAN”, “SLEEPER”, “CAPITÁN AMÉRICA”, “DAREDEVIL”, “IRON FIST”, “CRIMINAL”, son sus mejores credenciales, y ha sido con el dibujante Sean Phillips con quien más ha congeniado al trabajar; su dibujo directo, a tinta, sucio e indeterminado pero de fortaleza gráfica en su narración y color le sientan de maravilla a los textos de Bru, y así saboreas mucho más cada página, imaginando tú mismo qué es lo que realmente quiere decir e indagando hacia dónde conducirá.

En este panorama, surgió INCÓGNITO. Sorprendentemente, dejó aparcado “Criminal” en toda su pompa para dedicarse a este nuevo proyecto junto a Phillips, y pese al riesgo de buscar algo nuevo cuando lo que hay ya funciona la verdad es que el resultado me ha dejado encantado. Con gran astucia, y demostrando las tablas adquiridas en todos estos años de trabajo ininterrumpido, Brubaker plantea una historia en la que aglutina todo lo que mejor ha sabido tratar: la intriga policial, el misterio, la búsqueda de cualidades en los desahuciados o los arquetipos del superhéroe estadounidense. Nada nuevo para algo que en su conjunto funciona.

La historia cuenta la nueva vida de Zack Aniquilante, un antiguo villano reinsertado en la sociedad a través de un programa del Gobierno. Le han “castrado” sus poderes y así lleva una vida tan normal como cualquiera, pero un verdadero hastío para alguien que como él ha vivido siempre al límite. El redescubrimiento de cómo usar sus habilidades y el choque con su antigua organización criminal y a la vez con los buenos abren una grieta en su vida que le ayudará a replantearse quién es en realidad y a conocer más de sus orígenes. La amoralidad flota en un ambiente lleno de encrucijadas, pero leyendo todos los datos que cada página te aporta realmente no sabes en qué momento se ha cruzado esa barrera y por supuesto siempre comprendes perfectamente la lógica irrefutable del protagonista. Como es costumbre en muchos cómics de Brubaker, y no os sorprenderá si os lo decimos, todo acaba en un cliffhanger, por una parte una etapa concluye, aunque te hace intuir que detrás hay mucho más. Lo cierto es estos narradores no se caracterizan por ser unos grandes innovadores, no, todo lo que usan ya está ahí, pero lo hace de una forma que todo te parece diferente, original.

INCÓGNITO se encuentra publicado bajo el sello ICON de MARVEL COMICS, que posibilita a los autores poseer los derechos sobre sus obras, y según Brubaker todo surgió como una continuación de esa genial serie que fue SLEEPER y que desde aquí os recomendamos encarecidamente leáis. La idea era indagar la parte inversa de aquélla: qué ocurre cuando un malo finge ser uno de los buenos. Y como credenciales, de momento INCÓGNITO ya ha logrado que 20th Century Fox adquiera los derechos sobre la obra, hasta el punto que -tras el parón que ha sufrido el proyecto cinematográfico de Sleeper a manos de Sam Raimi y Tom Cruise- es el primero de los trabajos de Brubaker que conseguirá materializarse en la gran pantalla, pues ya desde principios de 2010 el ganador del premio Pulitzer Robert Schenkkan trabaja en el guión de la futura película. Y como motivación extra para adquirir este tomo excelentemente publicado en España por PANINI, deciros que los autores ya avanzan en su 2ª parte titulada “BAD INFLUENCES”, de la que os adelantamos una portada: