viernes, 12 de noviembre de 2010

BESTIARIO DE ANDAR POR CASA.03

“Muchas veces pienso que mi situación no tiene salida. Al día siguiente sale el sol y todo se ve de otra manera.

Pero vivir ese momento de asfixia, antes de poder conciliar el sueño, supone un elevado grado de estrés. ¿Qué hacer cuando no se puede hacer nada? ¿Cómo sienta la espera a que otros sean los que tomen la iniciativa, y si acaso están ajenos?

Mi bestia proviene de una vez que en mi infancia metí la cabeza entre los barrotes de una barandilla, y ni para adelante ni para atrás, la única solución fue gritar y al final mi abuelo llamó a un herrero para que cortara las barras y yo quedara libre. Con paciencia, se ve que todo se podría arreglar. Pero hoy día ya no está en este mundo mi abuelo y el desasosiego que sientes en esos momentos intermedios parece de la medida de caer a un pozo sin fondo.”

Nuestro protagonista de hoy se presenta como Don Nut.