viernes, 26 de febrero de 2016

LA CAÍDA DE BABILONIA, lo último de Antonio Santos

Apoyando la autoedición local en Sevilla, traemos este nuevo trabajo del sevillano Antonio Santos: "LA CAÍDA DE BABILONIA". El título inaugura lo que parece una nueva saga titulada "Ciudad de Anubis". Completamente obra suya, incluso esta dinámica portada con composición digna del Toriyama más maduro, el relato prosigue personajes y escenarios anteriores. Según el texto que él mismo nos remite (adjunto bajo este párrafo), nos lleva con su invención de nuevo a relatos apocalípticos y de traición en los que tanto disfruta trabajar, y suponemos que de fondo se contextualizará en los análisis que él mismo va haciendo en su visitado blog.

El texto, edición íntegramente digital, lo vende en Amazon al simbólico precio de 1,10 dólares: ENLACE

SINOPSIS:
"El inventor decimonónico Joe Horseman despierta repentinamente en el Siglo A(rmónico), momento muy en el futuro de su época. Descubre que, en este siglo, los graves problemas que durante milenios aquejaron a la Humanidad han sido resueltos, y la gente vive con comodidad libre de miseria, enfermedad y guerras. Realizan intercambio con culturas alienígenas y hasta han establecido colonias en los Mundos Exteriores.
Pero un colapso repentino, definido por Joe como "El Apagón", ha devuelto Siglo A casi al Neolítico, causando en la población mundial, acostumbrada a altos grados de refinamientos tecnológicos y a consagrar su tiempo a Juegos de Rol, un tremendo trastorno que extrae lo peor de sí mismos.
Con Joe, sumido en una profunda amnesia, pero que no le impide conocer datos culturales o históricos acaecidos después de su época, viaja una pantera negra parlante, víctima del cruel atropello que el definido Hombre Sin Rasgos, y sus Jinetes Salvajes, le infligieron. Compadecido por el tremendo drama del fantástico animal, Joe lo acompaña en su misión de venganza, comprometido a ejecutarla junto a la pantera.
La consecución de este objetivo les hace vagar en pos del Hombre Sin Rasgos y sus secuaces por este mundo desconectado. Diversas vicisitudes, que les añade compañeros en el viaje, les conducen hasta una gigantesca ciudad, donde descubren que sus habitantes muertos reviven al sentir la vida que ellos encarnan."