lunes, 25 de abril de 2011

TEMPORADAS 8 Y 9 DE BUFFY: ENTREVISTA A JOSS WHEDON

El mismo día del lanzamiento del último número en cómic [40] de la serie regular de la Temporada 8 de Buffy Cazavampiros, el 19 de enero de 2011, su creador Joss Whedon concedió a SHELF LIFE esta entrevista que hoy os ofrecemos por aquí, traducida al español por nosotros. Contiene algunos SPOILERS sobre el final de la colección, que hemos omitido mediante “[…]”. También avisamos, si os apetece leerla, que conviene haberse leído antes todos los tomos publicados en España porque sí hemos cobijado otros spoilers intermedios sobre el desarrollo de la serie, porque nos parecen interesantes para ver cómo se concibieron los argumentos, comprendiendo que ya hemos tenido tiempo de leer los volúmenes intermedios desde que comenzaron a publicarse en nuestro país en junio de 2008 (aclaramos que ya podemos leer la colección de los números 1-35, y faltan por publicar los 36-40; para más información os recomendamos un vistazo a nuestra sección en BLOG DE ESPIRAL del Buffyverso, orientada en mucho a esta nueva andadura en cómic de la serie madre).

Y en cualquier caso, siempre os remitimos a la fuente original de la entrevista a la que agradecemos que aloje y publicite esta información de interés general:

JOSS WHEDON HABLA DEL FINAL DEL CÓMIC DE LA TEMPORADA 8 DE ‘BUFFY CAZAVAMPIROS’, Y DEL FUTURO DE LA TEMPORADA 9

El aclamado show de (o)culto de TV ‘Buffy Cazavampiros’ dejó de emitirse en 2003 después de siete temporadas. Pero durante casi cuatro años la historia de Buffy ha vivido en la serie de comic book “Temporada 8” del creador Joss Whedon, que hoy finaliza una trayectoria de 40 números. En fin, chico, las cosas se terminan. […]

ENTERTAINMENT WEEKLY: Así que no más magia, ¿eh?
JOSS WHEDON:
[Risas] Bueno, no exageremos. No más magia en el sentido de no tanta enteramente conveniente magia. Quería jugar con la idea del mundo diluyéndose un poco. Posiblemente porque así es como siento que está, o al menos en este país en los últimos 10 años. Y quería empezar un poco de cero, donde las cosas parecieran más de vuelta a las bases. Llegué a emocionarme mucho cuando conseguí un cómic book con la idea de que podría hacer absolutamente cualquier cosa. Alcanzamos un montón de bellas impresiones y tengo un montón de grandes escritores trabajando [en los cómics] y estoy muy orgulloso de ello. Pero al mismo tiempo es como, sí, “Puedes hacer lo que quieras” no es realmente la premisa de la misión de Buffy. La premisa de la misión de Buffy es, “¿Qué es lo que esto hace sentir?” De forma que quería devolverla un poco al mundo real.

El número 40 está claramente instalándonos en la Temporada 9, y hace que parezca que va a acercarse bastante más a la escala humana. Será más como el show de televisión. Con el cómic sólo podíamos decir, “¡Wheee!” Por último, “¡Wheee!”, poniéndonos al día con una cabalgada de mitología. Llegó a estar claro, como lo hizo en el show, que lo que le gustaba realmente a la gente era cuando las aventuras de Buffy reflejaban lo que ella estaba atravesando en su vida [y] lo que nosotros estábamos atravesando en nuestras vidas a esa edad. Eso fue lo que en la Temporada 8 no explotamos tanto como creo que a fin de cuentas deberíamos haber hecho.

-Pareciste tocar esa idea especialmente cuando hiciste a Buffy una diosa con su propio mundo idílico y ella lo rechazó con bastante firmeza.

Sí. Siento que somos fieles a los personajes. Era sólo la confirmación de la misión muy básica de, “Sabes qué, también saldré de ésta”. No muchas personas lideran ejércitos. Parte del encanto de Buffy es el hecho de que, fuera del mundo místico, ella no es nadie. Y era interesante ponerla en esa posición de poder y que lo desarrollara en esa gran escala. Pero finalmente, creo que lo que los fans disfrutan más de ella es cuando es la pequeña desvalida y no la pequeña jefa suprema.

[...]

-Quizás la otra elección más controvertida que hiciste fue introducir a Buffy en una relación lésbica. Para algunos fans, eso pareció salirse extrañamente del argumento.

Bueno, no oí ninguna objeción real a eso. Pero no voy de troll por los sitios web de gente a la que no le gusto. Soy muy frágil, como un huevo. Habíamos hablado de la idea de Buffy teniendo una aventura lésbica como una de las cosas que reflejara realmente en qué punto de su vida se encuentra, si consideras que los eventos de la “Temporada 8” sean su experiencia universitaria. Es ese tiempo de tu vida donde eso podría ocurrir. Simplemente nos arrojamos a ello con una splash page, en vez de avanzar tenuemente hacia ello. Y se debe bastante a la llamada de [el escritor] Drew Goddard. Dijo, “Sabes qué?, Hay lógica en que empecemos a construir, y luego viendo que se cansara, cómo sería. Pienso que en muchas de estas situaciones simplemente ocurre, y después tienes que afrontarlo”. Lo hace más interesante y nos da una oportunidad mejor para encarar la realidad de una situación como ésa.

[...]

-Mencionaste antes acerca de que te metiste en algunos problemas gracias a la libertad que los comic books te permitieron. ¿Pero cuál fue tu momento “Nunca podríamos hacer esto en el show de TV” favorito?

Me quedaría con la giganta Dawn. Me encantó la giganta absolutamente más que a los lectores, pero no me preocupó. La idea de que Dawn se convierte en giganta y todas las transformaciones que conlleva, algunas de las cuales ni siquiera logramos hacer, todo eso fue una delicia para mí. Encajaba absolutamente en el universo. Era la clase de problema adecuado para que Dawn tuviera.

-En la penúltima página del nº40 hay un tipo con las gafas de John Lennon que parece bastante diabólico. ¿Me equivoco al creer que es nuevo? ¿O tal vez es que no lo recuerdo de la Temporada 8?

Es un tipo nuevo. No puedo hablarte de él. Pero no te equivocas al decir que no lo recuerdas, porque todavía no ha aparecido. Todavía tiene que aparecer.

-En el arco argumental de Fray en la “Temporada 8” –en la que Buffy es absorbida por el mundo de tu cómic spin off, en el que una cazadora vive en el futuro lejano- conocemos de nuevo a la Willow Oscura [...]

[...] Es la pregunta que ofrecemos justo ahí: ¿Es ése su destino? ¿Puede adquirir de nuevo sus poderes? La idea de que la magia se extraiga del mundo –ésa será su obsesión personal y resultará en una miniserie. Puede tener cuerda para rato. Si eso significa o no que la enviaremos para que llegue a ser la malvada en la versión de Fray es algo que tendremos que sopesar.

-Finalmente, con todo el debido respeto a los asombrosos artistas que dibujaron el cómic e hicieron las portadas, pero ¿has echado de menos alguna vez que sean los actores los que traigan estas historias a la vida?

Lo hago. Particularmente [...] en el caso de Giles. Tony tiene esa serena sexualidad que simplemente no surge en la página cuando está diciendo [en acento británico] “Oh, este libro habla de bla, bla, bla”. Es difícil capturar algo del encanto que los actores aportan. Tony es asombroso. No puedo hablar más alto de cómo el artista Georges Jeanty capturó su parecido, pero aún haciéndolo parecer un comic book y no sólo bocadillos y viñetas dibujados apresuradamente. Y la manera que capturó a Buffy fue realmente adorable. Pero, sí, oyes [a los personajes] perfectamente, a veces es como si estuvieran ahí. En ocasiones es frustrante. Se te ocurre, “¿Por qué no pueden simplemente estar ahí? Venga, vamos a reunir a toda la banda entera de nuevo”.